b

Páginas

26 de junio de 2011

LA ODISEA DE IR DE BODA SIN GLUTEN

Estamos en plena época de bodas, bautizos y comuniones.
Mi familia y mis amigas, parece que se han puesto de acuerdo y quieren que amortice los modelitos que tengo para estos faustos acontecimientos y no paro, voy de boda en boda y tiro porque me toca.


No sé a vosotros, pero yo odio ir de boda sin gluten.
Siempre eres la rara de la mesa, le tienes que contar a todos lo que te pasa, para que no piensen que eres una anoréxica, cosa que me pone de muy mal humor; y  encima te toca comer a destiempo, porque por mucho que los novios hayan avisado de que hay un celiaco en la mesa, siempre ocurre lo mismo; te identificas a todos los camareros que eres celiaco, para que te tengan localizado y que sepan que tienes un menú aparte; pero ellos se empeñan que tienes que comer como todos y te ponen el plato que toque; entonces te toca volver a contarlo, van a la cocina y a la media hora te traen tu plato de lo que sea a la plancha, sin salsa y con verduritas. (Mas poco apetecible…)
Cuando te lo traen, como ya ha pasado media hora, lógicamente los demás ya han acabo de comer su plato y te toca comer sola.
Normalmente, estas con un hambre que devoras, y te comerías hasta un vaca, porque llevas más de una hora (si contamos el coctel) viendo como la gente se hincha a comer y tu nos has probado bocado.
No sé vosotros, pero yo es el momento que más odio de las bodas, llegas al cóctel después de la ceremonia con un hueco en el estomago tremendo y no hay absolutamente nada que puedas comer, son todo canapés, salmorejo, fritos,…  Hasta la socorrida tortilla de patata la sirven con pan, para fastidiar.
Yo busco desesperada al hombre que corta jamón, y me pego a él, ¡¡¡es mi salvación!!! para que no piense que soy una gorrona, le explico que es lo único que puedo comer; a algunos consigues darles pena y te dan un platito de jamón, que luego evidentemente comparto con el resto, a si que no como prácticamente nada.
Eso si luego cuando llegas a la mesa, te toca oír comentarios estilo “Que lleno estoy del coctel, y ahora la comida….” y tú con un hambre que no puedes más. ¡que poco considerada es la gente!
Yo directamente suprimiría el coctel, se me hace interminable, ver durante una hora como come todo el mundo.
Pero bueno, es lo que hay, así que volviendo a la realidad, seguimos sacándole punta al banquete, que se las trae…
Esta el momento, “novios”, todos vienen agobiados a preguntarte, qué tal el menú sin gluten, y evidentemente les tienes que mentir, y decirles que fenomenal, para que no se preocupen y disfruten de su boda. Aunque la realidad es que estas pensando que con el dineral que les cuesta que menuda mierda de menú sin gluten, (ensalada y carne a la plancha) pero bueno yo soy muy diplomática y casi no se me nota lo que estoy pensando... Menos en la última boda a la que he ido que se me noto demasiado, pero me pillo en un mal día, y me tocaron las narices, cosa que no es lo habitual en mí. 
Pero es que se empeñaron en que la ensalada que tenía una salsa, la podía comer, me la pusieron sin piñones, porque eso si que decían que no lo podía, pero ¿¿¿¿la salsa si????
 Les dije que no me fiaba, que casi todas las salsas para espesar llevan harina y que prefería no comerlo, como alternativa, algo cabreados, me trajeron un plato de jamón, ¡¡¡adobado!!! preferí no discutir más y repartí el jamón entre el resto de comensales, para que no pensasen que era una “tocapelotas”, que en cierto mono si lo soy, pero que me pongan como opción un jamón adobado… Y encima la Jefa de Cocina, cuando acabó la boda, me dijo que estaban especializados en menús sin gluten, prefiero no hacer comentarios al respecto por si los novios se dan por aludidos… Pero tiene tela el comentario.


Llega el momento “tarta” todos tienen menos tu, esto sí que lo llevo mal, me podrían poner por lo menos el helado que ponen en el menú de los niños, que suele ser una tarina de Camy o de Frigo con forma de muñeco, pero nunca cuela, siempre te traen fruta!! Pagan un dineral para que te pongan fruta…
Solo he ido a una boda en las que he tenido postre sin gluten, cuando hablo de postre me refiero a una tartita, ¡disfrute muchísimo! Pregunte si podía repetir, pero lógicamente lo tenían contando para los dos celiacos que estábamos y no pude pegarme el gustazo.
Pero al margen de todas estas anécdotas, que estoy seguro que a más de uno le han pasado, tengo que reconocer que los menús sin gluten, en las bodas  han mejorado mucho, casi todos los catering de bodas saben lo que es un celiaco, suelen tener pan sin gluten (ver fotografía) y la verdad es que da mucho gusto. Aunque te toque comer pescado o carne a la plancha, pero bueno eso te asegura que comes con tranquilidad, y con poco riesgo de equivocación por parte de la cocina.


Ya seria de nota, que se leyesen las instrucciones y viesen que hay que meterlo al horno, en todas las bodas me da el pan crudo, pero bueno no se puede pedir peras al olmo...
No sé si os parecerá algo exagerado mi visión de las bodas, pero es como yo personalmente lo vivo, una odisea para al final acabar comiendo el menú estándar del celiaco que come fuera de casa: jamón serrano, ensalada, carne a la plancha y frutita del tiempo. ¡una pasada si tenemos en cuenta lo que cuesta un menú de una boda!

12 comentarios:

  1. La verdad es que no me han tocado muchas bodas desde el diagnóstico, sólo 3, pero sí, me ha pasado lo mismo. Eso sí, sólo en cuanto a la variedad del menú, porque sí es verdad que a mi hermana y a mí nos tenían localizadas desde el primer momento (mis primas, que al organizar las mesas les dijeron quiénes teníamos menú especial). En una de ellas el maître metió la pata y eso que le avisé y le pregunté "¿Seguro que esto es para mí?" (un hojaldre de verduras, nada menos). Me aseguró que sí, y menos mal que esperé un rato antes de empezar a comerlo (quemaba y yo estaba charrando) porque en cuestión de unos minutos vino corriendo el mismo maître para decirme que eso no era mi plato. En fin, sin comentarios....

    El año que viene nos toca otra vez boda.... la nuestra, y te aseguro que ni habrá coctel ni habrá tarta de bodas (si yo no puedo comerlo, nadie lo comerá). Sí habrá postre, claro, pero lo más probable es que, o es apto para todos, o mi hermana y yo tendremos pastel. ¡Faltaría más!

    La verdad es que este tema lo llevo razonablemente bien, pero sí que me molesta el "mal trato" que recibimos los celiacos, y eso sin poder quejarme demasiado....

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. En casa el celíaco es el peque, pero sí, creo que lo que has contado lo hemos vivido tal cual todos los que andamos por estos mundos. Una faena. Pero aunque las cosas en estos eventos han mejorado, aún queda mucho camino por recorrer...:(

    ResponderEliminar
  3. Nosotros no hemos ido de boda después del diagnóstico, pero cuando organizamos la nuestra mi cuñado y mi sobrina ya lo eran. La verdad es que tuvimos mucha suerte, el restaurante se portó genial. Estaban acostumbrados a menús especiales pues llevaban varios caterings, así que tuvieron canapés, pan, y tarta, y pudieron repetir. En mi boda tuve 7 menús diferentes por intolerancia y ningún problema. Para ahorrar algo, la tarta la hicieron sin gluten y apta para diabéticos, pero estaba riquísima. Y los menús sin gluten eran iguales que los gluteneros, pero adaptados, para no sentirse bichos raros. Ahhh, y lo sirvieron todo a la vez, no tuvieron que esperar. Mi cuñado me decía que era la primera boda a la que no iba a comer menú de dieta, jeje

    ResponderEliminar
  4. No es nada exagerado... pero nada de nada. En septiembre pasado tuvimos la boda de mi hermano y se encargó de decir que quería el mismo menú que los demás para mi hija... mis padres que fueron con ellos a la prueba insistieron tambien. Al final... los canapés nada de nada y me tuve que buscar una camarera y pedirle un plato de jamón. En la mesa pretendían ponerla verduras a la plancha a una niña.. ja, ja.. penoso y terminó con una chuletitas a la plancha y patatas fritas. Lo mejor.. en el postre le pusieron una tarta que habían encargado y que realmente estaba muy buena... pero el resto. A veces pienso que se aprovechan porque es una niña y come poco pero veo que con los adultos pasa lo mismo.

    ResponderEliminar
  5. "Erase una mujer pegada al que corta el jamón ..."

    Madre mía, que identificada (supongo que como todos)me siento con todo lo que has contado. Es cierto que en algunos sitios se portan genial y están muy pendientes, ya no solo del menú, que también, sino en la atención. De verdad que yo perdono la tarta y el plato con salsa por comer a la misma hora que los demás.

    REcuerdo una vez que cuando todos habían terminado el postre me trajeron mi lubina a la espalda y le dije que se la llevaran, que ya no la quería.

    Y sí, los novios suelen preocuparse y luego te preguntan y tú por agradar y no crearles problemas en un día tan especial, a tragar, pero supongo que deberíamos al menos comentarlo para que vayan poniendo las pilas.

    ¡Vaya rollo he soltado

    ResponderEliminar
  6. Por un lado me alegro de ver que no soy la única que sufre la odisea de comer en una boda; pero por otro me da pena ver que la cosa no mejora, que para los catering nuestro problema se soluciona con una ensaladita y algo a la plancha; si tienes suerte te ofrecen pan sin gluten; y sólo si se lo curran un poco más, con postre sin gluten. Aunque esto ultimo hay que reconocer que pasa poco, yo de 9 bodas que he tenido en los últimos años solo en dos he tenido tarta sin gluten.

    Digo yo que si se dedican a esto podrían ser un poco más profesionales, que están cobrando una media de 130 / 150 € por menú, con eso me pago yo mil ensaladas.

    No se como no se les cae la cara de vergüenza!

    No me he casado pero el día que lo haga soy capaz de cocinar yo para los 200 invitados con total de que sea todo sin gluten y pueda disfrutar como uno más sin preocuparme del gluten. Eso si con lo que odio cocinar no creo que se vayan muy contentos, pero por lo menos yo estaré feliz y despreocupada.

    Pero mientras que la cosa no mejore, como dice Nuria seguiré siendo "la mujer pegada al que corta el jamón" que remedio ...

    ResponderEliminar
  7. Publico lo que he escrito en el blog de Pikerita, ¡del cual soy seguidora como ahora de este (estupendo por cierto, no le conocía)...copio y pego.

    Yo, sin extenderme (creo) demasiado..., he tenido dos bodas este verano (acompañada de mi marido y mi hijo de menos de 4 años), he escuchado la misma milonga de que todo estaba previsto, que escogiera de la carta lo que quisiera, que a capricho, etc...y he de decir que además de intolerantes al gluten lo somos a la lactosa y yo, por más inri, no como carne sino únicamente pescado. Tras esto os imaginaréis el tema...del cóctel nada de nada, yo con unas aceitunas (que le compré yo) tras el peque, luego me vienen con un pan espachurrado (en un de las bodas porque en la otra ni eso) y con la carta de "a pié", vamos la de los demás comensales del restaurante que, lógicamente, no está ni medio adaptada a nuestra dieta.

    Conclusión terminamos comiendo una ensalada sin aliñar (por si las moscas) y un pescado a la plancha (sin aceite y en plancha limpia según ellos, yo pedí al vapor pero ni siquiera eso),... de postre en una de las bodas ni me ofrecieron y en la otra me ofrecieron galletas "galletas"...xdxd!! Y además luego resultó que no sabían si llevaban leche, así que nada..menos mal que en el bolso llevaba alguna chuche y alguna golosina para el enano porque es lastimoso totalmente ver a tu hijo que no puede disfrutar de nada, por mí da igual pero el enano..bufff...

    No están preparados ni concienciados en absoluto y es vergonzoso viendo lo que cobran por un menú de boda....ni unas tristes rabas quisieron freirnos en otra sartén y eso que les llevaba yo la harina.

    Sin más...me gustaría que se fuesen concinciando un poquito en el tema restauración, cuántas veces he pensado que eso es un buen negocio, un restaurante apto para alérficos e intolerantes.

    Besosss

    ResponderEliminar
  8. Carmen bienvenida a celiaquitos!
    en general creo que el tema de la restauración está mejorando muchísimo para los celiacos, principalmente por el gran trabajo de las asociaciones, pero en el sector bodas estamos a años luz!!! y creo que la culpa es nuestra, no queremos molestar a los novios, ni estropearles su dia, y cuando nos preguntan qué tal el menu "supestamente adaptado” les decimos que fenomenal, cuando por dentro estas pensando que menuda mierda.
    Si reclamásemos, a lo mejor se implicarían más….
    Posiblemente muchos piensan que lo hacen bien

    ResponderEliminar
  9. Yo también me he sentido identificada! Pegada al hombre que corta el jamón... y con algún plato extra tras comentarle que no podía comer nada mas del aperitivo!!

    ResponderEliminar
  10. hola celiacos,soy una mama de una niña celiaca de 6 años y soy de lugo y estoy super orgullosa de un restaurante de villalba,lugo,se llama montero alli ya fuimos a 3 bodas y 3 bautizos y siempre tuvieron menu para celiacos,pan y sobre todo postres,todos diferentes,su jefe manolo una gran persona y un gran profesional siempre muy atento hasta el punto de que lo que sobraba de las tartas de mi niña me lo daba para llevar a mi casa,espero que con el ejemplo de estas personas los demas hagan lo mismo.

    ResponderEliminar
  11. Y si al gluten le añades que no puedo comer proteína de leche, y me traen un helado sin gluten (con leche) y como alternativa fruta del tiempo (con chocolate por encima)... Pillas un mosqueo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo porque a parte de gluten ahora soy sin lactosa. Y si a eso le sumas rl embarazo del año pasado ya no puedes ni jamón y ni vino!! Jaja

      Eliminar


¡¡Muchas gracias por tu comentario!!
me encanta saber tu opinión, con los comentarios el blog se enriquece

Para evitar el spam será visible en cuanto lo aprobemos


www.celiaquitos.com

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...