b

Páginas

12 de octubre de 2014

Escapada a la Granja de San Ildefonso. Segovia. (1 parte)

Por las mañanas escucho un programa que preguntan a los oyentes que definan su fin de semana en tres palabras, al oírlo hoy iba en el coche en el típico atasco de la M-30 y pensé: comer, comer y comer.



Y es que el pasado fin de semana, como ya sabréis los que nos seguís por las Redes Sociales, hemos hecho una escapada a La Granja de San Ildefonso (Segovia).

A pocos km de Madrid, es un destino perfecto para una escapada rápida de fin de semana, ya que combina varias opciones para hacer turismo y una oferta gastronómica sin gluten muy interesante.

res. bar Segovia Horno de Asar

Aprovechando que el tiempo nos acompaño, por la mañana visitamos el Palacio de la Granja y paseamos por sus preciosos jardines,  antes de ir a comer hicimos una parada para tomar el aperitivo, y para mi sorpresa había cerveza sin gluten, yo no soy cervecera pero me alegre por mis amigos celiacos que disfrutan con una cervecita.

Después fuimos a comer de maravilla al Restaurante Madrid, muy cerquita del Palacio, en la Web de celiaquitos tenéis la dirección, nos lo habían recomendado en Facebook porque al parecer tienen un familiar celiaco.

Al llamar al reservar preguntamos por mi comida y nos dijeron que no había problema. Como lo típico de Segovía es el cochinillo y los judiones, pues no lo dude y me pedí cochinillo, seguro que muchos pensareis, si esto es un plato apto en cualquier lado, pues no, porque depende de cómo lo cocinen, en esencia es  cerdo, agua y sal; pero no en todos los sitios lo hacen así, aquí al decir que era celiaca, me dijeron que era apto, sin ni siquiera mencionarlo, me comentaron que me harían las patatas fritas en una satén a parte para mi, cuando oigo esta frase suena música celestial en mi cabeza, me entra una tranquilidad en el cuerpo.


Pero no fue solo este detalle el que me gusto del restaurante Madrid, nada más entrar por la puerta, sin necesidad de recordar que había un celiaco, como suele ocurrir en todos los restaurantes, nos preguntaron quien era el celiaco y me retiraron el plato y el pan, para ponerme un plato nuevo y pan sin gluten, normalmente tienes que estar pidiendolo que te cambien el plato porque está lleno de migas y te miran con cara de ”me ha tocado la histérica”,… aquí todo lo contrario, un gustazo, así el cochinillo me supo muchísimo mejor.


Es cierto que en la carta no indican nada de celiacos, pero en todo momento me demostraron que sabían de lo que hablaban y me asesoraron sin problemas de que pedirme.

Sali muy contenta, y sin duda creo que es un restaurante al que se puede ir a comer sin problema si están en La Granja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


¡¡Muchas gracias por tu comentario!!
me encanta saber tu opinión, con los comentarios el blog se enriquece

Para evitar el spam será visible en cuanto lo aprobemos


www.celiaquitos.com

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...