b

Páginas

17 de septiembre de 2015

5 años con vosotros


Sin darme cuenta han pasado 5 años desde aquel día que decidí abrir este diario sin gluten, en el que cuento una parte de mi vida, la celiaquil, que me lleva acompañando desde que cumplí 1 año por lo que es parte imprescindible de mí, me guste o no me guste.

Estoy convencida que si no fuese celiaca, viviría la vida de otra forma, no sé si mejor o peor, pero sería otra persona completamente diferente, posiblemente mucho más alocada y más insensata, pero no sería yo. Me podría coger la maleta sin planificar antes un viaje, pero seguro que no disfrutaría tanto como lo hago ahora con el turismo gastronómico gluten free, como cuando por primera vez comí una pizza en Italia o un gofre en Bruselas, porque para mí ese instante no sería nada excepcional, como lo es ahora

Así que en el fondo estoy encantada porque mi vida sin gluten me ha permitido vivir experiencias que de otra forma no hubiese experimentado. Entre ellas este blog y la gente tan fantástica que he conocido a raíz del blog y las redes sociales.

Pero no nos engañemos, no siempre me gusta ser celiaca, a veces es una lata, no sólo cuando viajas, también cuando tienes saraos sociales, comidas familiares o estas con gente que no te conoce y te toca explicar por milésima vez que eres celiaca; aunque ahora con eso de Mercadona la explicación acaba antes, diciéndoles lo que quieren oír, que sí, que tu vida es más fácil desde que etiquetan las cosas sin gluten.

Pero ojala ser celiaca fuese eso solo, comprar en Mercadona cosas sin gluten, ojala no existiese la contaminación cruzada, ojala no existiesen los restaurantes que se suben al carro del sin gluten porque la competencia lo hace y cuando investigas un poco te enteras que cuecen la pasta sin gluten en el mismo agua que la con gluten, porque piensan que con ofrecer pasta sin gluten todo está solucionado; y luego te toca ponerte mala, te sientes impotente, lo cuentas en el blog porque estas cabreada y cansada de estos “busca negocio a toda costa”, pero sobretodo lo compartes porque quieres ayudar a otros celiacos y evitarles el disgusto; pero siempre hay algún celiaco asintomático que lo cuestiona. Y te replanteas si merece la pena perder tu tiempo en intentar ayudar a los demás, en hacerles ver a esos restaurantes que no solo consiste en ofrecer pan sin gluten, que tienen que formarse, ponerse en contacto con alguna asociación para que les den las pautas para hacerlo bien y que no haya contaminación, porque es un tema serio, no una moda de comer sin gluten.

Así que aprendes a lidiar esta batalla mientras toreas los comentarios poco acertados de otros. que se suponen que deberían entenderte por ser celiacos, y con el tiempo cada vez te cuesta menos morderte la lengua, porque os prometo que a más de uno le hubiese dicho que le cambiaba sólo por un día mi celiaquía por ser celiaca asintomática, y que luego me contasen que piensan de esas hamburguesas tan fantásticas que preparan personal no formado, eso sí certificado, porque nos interesa que 438 establecimientos de una multinacional tan conocida estén certificados.

Pero gracias a Dios no todos los celiacos son así, y con eso es lo que hoy en el cumpleblog me quedo. Siempre hay gente agradecida, que valora el tiempo invertido, comentarios positivos que nos ayudan a todos, intercambios de experiencias, consejos, personas con las que te identificas y no te hacen sentirte tan sola, nuevos diagnosticados que te escriben y se te cae una lagrimita al leer sus palabras y al comprobar sorprendida que ese post absurdo que escribiste un día les ha servido de ánimo en ese duro comienzo de la celiaquía… y gracias a todo esto, sigues escribiendo y compartiendo tus vivencias y llegas sin darte cuenta a los 5 años, habiendo aprendido a escuchar a la gente y no ser tan impulsiva a la hora de decir lo que piensas, a contar las malas experiencias, sin perder las formas, intentando ser constructivo el comentario para sumar en positivo y salir ganando todos.



Por supuesto, en este mundillo hay gustos para todo, blog que no publican más que alabanzas, cosas que le regalan y todo maravilloso. ¡Da un gusto leerlos!, parece que hasta es "guay" ser celiaco. Tengo que reconocer que a mí en ocasiones hasta me animan. Pero si algo tengo claro desde el minuto uno, es que yo cuento lo que vivo y como lo vivo, a veces es bueno y a veces no lo es. Ojala llegue el momento, que mi blog pase a ser de color de rosa, creerme que yo soy la primera interesada, pero hasta entonces seguirá siendo así, de color verde, verde esperanza.

Y por suerte, cada vez tengo más esperanza y más ilusión, si echo la vista atrás, veo una evolución enorme en estos últimos años, más productos sin gluten y de mejor calidad, (muy atrás quedaron esos panes incomibles); hay más oferta gastronómica y diferente: ya tenemos etíopes, comida mejicana, latina, comida rápida, restaurantes y obradores 100% sin gluten,… cosas que hace 5 años hubiese pensado que eran un sueño inalcanzable.

Y todos estos avances, me hacen estar hoy convencida que cada vez está más cerca el momento que deje de escribir en el blog, porque encontrar un restaurante que ofrezca comida para celiacos y lo haga bien, deje de ser algo excepcional que quiera compartir con todos; pero hasta que llegue ese día espero seguir por aquí publicando con mi personal punto de vista mis viajes, mis salidas a restaurantes y todo aquello que os pueda ayudar en vuestra vida sin gluten.

Gracias a todos por leerme y por acompañarme con vuestros comentarios en estos años, gracias a ellos he aprendido mucho, me he sentido comprendida, y he dejado de sentirme un “bicho raro”. Estoy segura que me habéis dado mucho más vosotros a mí, que yo a vosotros con mis batallitas sin gluten.



¡gracias por estar ahí cada día!




9 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado leerte! Se nota mucho cuando una persona es sincera y aquí hay sinceridad a raudales. Por si no lo sabes, tú me has generado dos sentimientos: Me abriste la conciencia de que debía tener mas cuidado porque, aunque yo no lo quiera, instintivamente me iba confiando al no recibir alertas (4 veces se ha puesto mala de la tripa mi hija en 11 años diagnosticada) y por otro lado desearía que fueras asintomática porque no me gusta nada ver que te pones malita.
    Ahora cuando voy a los sitios siempre pienso: si va Amaya es que es buen sitio.
    Por otro lado, me he cuestionado si no hay abierta alguna investigación para casos como el tuyo que lo pasáis tan mal con la mínima. ¡Algo se debiera que hacer al respecto! Algo que hiciera que los síntomas desaparecieran rápidamente en vez de pasar un día entero horrible... ¡que no es justo!
    Tu sigue así, siendo sincera y no te preocupes por las opiniones de los demás. Mi abuela decía:" saca tu trapo a la calle y verás que unos te dicen que es blanco y otros que es negro" ¡Qué gran verdad! A mi no me preocupa eso, a mi lo que me preocupa que cada uno lo vea de una forma, a mi lo que me preocupa es que algunos se empeñen en que lo vea como ellos.
    Glup!!.. Perdón, que esto parece un post dentro de tu post!!!!
    Lo importante: Vive!! Sigue adelante!! Sigue disfrutando de las sorpresas gastronómicas que vas encontrando!! Y sigue contando si tu radar detecta gluten!!
    Besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lourdes!! Me encantan tus palabras y que con tus comentarios sean parte de este blog

      La verdad es que quería escribir algo happy, pero no sé porque me salió así, no lo iba a publicar, pero luego pensé que si en el fondo es lo que pienso porque no lo voy a decir, así que me salió esto … y como dice tu sabia abuela " saca tu trapo a la calle y verás que unos te dicen que es blanco y otros que es negro", así que en principio seguiré así viviendo y compartiendo mi vida gluten free.
      Besos

      Eliminar
  2. Perdón por el retraso.
    Muchas felicidades y muchas gracias por la importante y generosa labor que haces, Amaya.
    ¡Ojalá os vaya bonito a ti y a este blog siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una felicitación nunca llega tarde. Muchas gracias Esteban

      Eliminar
  3. Hola Amaya:

    Confieso que antes no había leído el post, me limité a felicitarte apurado porque ya llegaba tarde, pero me ha gustado mucho, como bien dice Lourdes se percibe sin ninguna duda tu sinceridad y honestidad. Y aunque comento muy poco, tu blog es mi referencia en este tema y el que siempre recomiendo cuando tengo ocasión.

    También confieso que en mi labor a veces me asalta el desánimo, y da rabia comprobar que hay tanto falso e interesado profeta que, incomprensiblemente, tiene tanta parroquia. Pero siempre hay personas que aprecian, valoran y hacen suyo lo que uno les da, entonces, la fatiga que por momentos se siente al ver que el esfuerzo parece inútil muta en voluntad e ilusión renovada. Sembramos semillas a voleo, pero algunas siempre prenden y crecen fuertes y sanas; aunque muchas no las veamos ni jamás sepamos nada de ellas. Haces una gran labor, Amaya, estos cinco años son toda una vida que espero fecunden en muchos más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola
    Muchas gracias por ayudarnos a cocinar, a cuidar a nuestros "celiaquitos" y por estar siempre ahí. Un abrazo desde Vigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por tu comentario, nos alegramos de poder ayudar
      un abrazo

      Eliminar
  5. Hola Amaya:

    Confieso que antes no había leído el post, me limité a felicitarte apurado porque ya llegaba tarde, pero me ha gustado mucho, como bien dice Lourdes se percibe sin ninguna duda tu sinceridad y honestidad. Y aunque comento muy poco, tu blog es mi referencia en este tema y el que siempre recomiendo cuando tengo ocasión.

    También confieso que en mi labor a veces me asalta el desánimo, y da rabia comprobar que hay tanto falso e interesado profeta que, incomprensiblemente, tiene tanta parroquia. Pero siempre hay personas que aprecian, valoran y hacen suyo lo que uno les da, entonces, la fatiga que por momentos se siente al ver que el esfuerzo parece inútil muta en voluntad e ilusión renovada. Sembramos semillas a voleo, pero algunas siempre prenden y crecen fuertes y sanas; aunque muchas no las veamos ni jamás sepamos nada de ellas. Haces una gran labor, Amaya, estos cinco años son toda una vida que espero fecunden en muchos más.
    Un abrazo.

    P. D.: Creí que había enviado este comentario hace unos días, pero creo que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esteban

      llego el primer comentario, perdona, que lo tenia sin aprobar, no se porque pero se me perdio en el correo y casi me pierdo este comentario tan precioso

      muchisimas gracias por tus palabras Esteban, la verdad es que estos comentarios son el motor de este blog y lo que me hace buscar un rato cada dia para compartir mi vida celiaquil, porque a veces, mas de una vez, piensas que para que te vas a molestar, pero luego lees a esos "falsos porfetas" que solo comparten por interes sin medir el daño que pueden hacer sus palabras, y todo ello me da fuerzas para seguir dando mi particular opinión de esta vida, que no comparto con muchos, pero quizas porque mi celiaquia no es igual que la de otros...

      asi que gracias Esteban por estar al otro lado y por seguir pasandote por aqui
      un abrazo

      Eliminar


¡¡Muchas gracias por tu comentario!!
me encanta saber tu opinión, con los comentarios el blog se enriquece

Para evitar el spam será visible en cuanto lo aprobemos


www.celiaquitos.com

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...