b

Páginas

28 de octubre de 2016

Gula Sana Gluten Free (Barcelona)

Empezamos nuestra ruta por Barcelona en Gula Sana, antes de empezar el Tour por la ciudad condal fuimos a desayunar a Gula Sana Gluten Free.





Al llegar es difícil no dejarse tentar por la vitrina, por todos los postres caseros que tienen, todo 100% sin gluten y muchísimo sin lactosa.¡¡ qué maravilla!!



Galletas, tartas, brownie, sobaos, empanadas, bocadillos,…







Os dejo un par de fotillos para que disfruteis de sus delicias, me hubiese pedido un trozo de cada una de ellas, porque se veian deliciosas.

Decidimos compartir una Carrot cake (exquisita) y una tarta de chocolate, igualmente espectacular, mientras leíamos tranquilamente la prensa. Porque Gula sana es un sitio de esos en los que estas agusto y disfrutas de un tranquilo desayuno de domingo.



Después vimos a otros celiacos que se pedían unos bocadillos y aunque ya estábamos llenos, redesayunamos, con un bocata de queso y jamón.


Que gusto un sitio así, agradable y acogedor en el que miman cada detalle y puedes disfrutar como uno más. Sin duda os lo recomiendo porque sé que os encantará como a mi.

¿lo conoces? ¡¡cuéntanos tu experiencia!



20 de octubre de 2016

Ahora sin Gluten y Sin Lactosa

Los que me seguís por las Redes Sociales, ya sabréis que desde el día de mi cumpleaños a parte de Sin Gluten se me ha añadido otra “tara” (me gusta llamarlo así, por darle algo de humor) ahora soy Sin Gluten y Sin Lactosa.

Esta soy yo ahora sin gluten y sin lactosa


Al principio ha sido un mundo, imagino que como cualquier diagnóstico, que os voy a contar, aunque aún hoy sigo descubriendo cosas que tienen lactosa que me dejan ojipláctica. Voy poco a poco llevándolo “mejor”, si se puede decir eso.

Porque siendo sincera, ha sido un golpetazo de los gordos, tengo tan integrado en mi vida el sin gluten (desde que tengo un año) que salir de eso y añadir otra limitación ha sido descomunal, pero ir recuperando los 10 kg que perdí en un mes y encontrarme de nuevo bien y con fuerza ha sido lo único que me ha animado a ir llevándolo “mejor”, por decir algo, dentro de que aún lo odio.

Si tengo que resumirlo en una línea, ha sido como volver atrás en el tiempo, y volver a hace 20 años.

 ¿y porque digo esto? Porque el mundo sin gluten está mil veces más adelantado por mucho que nos guste quejarnos.

Vas a comprar embutido o cualquier otro tipo de producto manufacturado y casi todo viene etiquetado “sin gluten", gracias a la “moda gluten free” o a “San Mercadona”, sea lo que sea, los celiacos lo tienen mil veces más fácil que otras intolerancias.

momentazo: cuando en una cafetería tienen leche sin lactosa

Pero ¿qué pasa de la lactosa? … pues amigos eso no esta tan de moda o está a mil años luz. Te toca leer y leer etiquetas, que sí, ya las leía, pero ahora ni se lo que leo, estoy más perdida, que un pulpo en un garaje.

Las puñeteras trazas de leche están en todas partes, en todos esos productos que antes consumía sin preocupación porque venía el simbolito sin gluten. Por ejemplo, las patatas fritas, madre mía… todas llevan trazas de leche.

¿lo que peor he llevado? Han sido los helados. Como lo he echado de menos, que rabia me ha dado cuando he ido a casa de amigos y me han dicho “te hemos comprado magnum que pone que es sin gluten para que puedas comer”,… y llega el momento de decir, “gracias, pero lleva leche, y ahora tengo otra nueva tara para ponerlo un poco más difícil”.

Helados Royne sin gluten y sin lactosa

¡¡un infierno!! Eso sí, he descubierto los helados de Royne, que me han hecho casi llorar de la emoción, que felicidad Dios mío, cuando pensaba que ya no me comería un helado en mi vida, aparece un cono de barquillo sin gluten, con helado sin lactosa, que encima esta espectacular.

ahora la pasta de Da Nicola es sin gluten y sin lactosa

Guauuuu un momentazo tremendo. Así que sí, la vida sin lactosa también me está dando grandes momentos.

Como que mi restaurante preferido Da Nicola me diga que van a cambiar su pasta, para que sea, además de sin gluten sin lactosa, no os podéis imaginar que felicidad, cuando me lo dijeron. Podría otra vez comer mi pasta preferida, que pensé que nunca más iba a catar. Si es que somos felices con tan poco…

Pero bueno, no me enrollo más porque tengo para escribir un libro de mil momentos buenos que he tenido estos meses sin lactosa, (no sólo malos), solo deciros que a partir de ahora mi blog es un diario #SinGluten+SinLactosa donde seguiré compartiendo con vosotros todos esos momentos que me hacen sentir tan feliz, ahora doblemente feliz.

13 de octubre de 2016

Barcelona: Messie Sin gluten 100% SG


Cuando fuimos a Barcelona tenía una lista de restaurantes seleccionados que no pensé que fuese a repetir, pero un cambio de última hora, nos hizo cambiar la ruta y repetir, y solo repites cuando un sitio te gusta mucho, así fue nuestra experiencia en Messie Sin Gluten, aunque con alguna sorpresa...


carta sin gluten


Un restaurante italiano 100% sin gluten, principalmente tiene pizzas, aunque también hay pastas, ensaladas y zumos naturales.

pizza de langostinos, repetimos realmente rica

La primera noche cenamos pizzas, y me encantó la masa, fina y crujiente, sin duda lo incorporaré a mi listado de Top ten de pizzas sin gluten porque es de las mejores que he probado. Junto con Pizza Sana y Pizzeria Aragon (Italia). 


Encima estas merecen un punto más porque tienen queso sin lactosa  (por 1€ más). Pincha aquí paraver el Top Ten de Pizzas Sin Gluten. El segundo día nos decantamos por la pasta, que no estaba mal, pero mucho mejor la pizza.

Al llegar el postre pregunté con pocas expectativas si tenían algo sin lactosa, y me sorprendieron gratamente con varios postres aptos para intolerantes al gluten y la lactosa: tarta manzana, plátano, limón, helado de vainilla sin lactosa, … Me costó decidirme, eran postres caseros muy buenos.

pasta messie sin gluten

Pero, tengo que poner una pega, por desgracia todo no es perfecto; a pesar de pedir expresamente postres sin lactosa me lo sirvieron con un pegote de nata a modo decorativo, la primera noche no me fié y no me lo comí, menos mal, la camarera estaba muy liada y ante la duda lo dejé sin tocar; pero el segundo día cuando el camarero me trajo el postre me dijo que la nata llevaba lactosa. Y digo yo …  ¿si pido un postre sin lactosa para que le ponen nata con lactosa? Flipe un poco, por decirlo de una forma sutil, no tiene sentido ninguno, sobretodo cuando lo has dicho insistentemente lo de la lactosa. Es como pedir un helado para celiacos y que te plantifiquen el barquillo. Menos mal que la primera vez no pensé que esa nata era sin lactosa, porque me hubiese fastidiado el viaje a Barcelona y desde luego hubiese empeorado mi opinión de este sitio. Una autentica pena porque estropeo mi percepción de este establecimiento.

helado de vainilla sin gluten y sin lactosa y carrot cake sin lactosa pero con nata con lactosa



postre sin lactosa acompañada de nata con lactosa ¡SOS!


Así que nada, el sitio me encantó, muy recomendable, pero lo del postre me dejo un regustillo malo no os voy a engañar. Sólo puedo deciros que nunca hay que fiarse.

Por cierto luego me llegó una encuesta para ver que tal mi experiencia de la web a través de la cual reservamos, que se encargan de formar al restaurante en intolerancias, aún estoy pensando como valorarlo de forma constructiva ...
http://www.celiaquitos.com/ver.php?cod_bar=0000005134




6 de octubre de 2016

Mi primer chino Sin gluten Out of china (Barcelona)

Que os voy a contar de la experiencia de poder ir por primera vez a un chino en toda mi vida, pues que fue genial.







Como os imaginareis tenia muchiiisimas ganas de ir, porque llevaba años oyendo maravillas de este establecimiento y en Madrid no tenemos por el momento ningún Chino apto para celiacos. (LLAMAMIENTO URGENTE A LOS CHINOS DE MADRID).

Al llegar me sorprendió, porque no es el típico chino con farolillos rojos, dragones y que huele a grasaza que atufa.. Este es un sitio con clase, elegante, con una decoración muy cuidada y los platos pues están muy lejos de ese prototipo de chino grasiento. Aquí da gusto, nada más entrar ves la cocina acristalada perfectamente impoluta y ordenada, y eso cuando tienes una intolerancia lo agradeces y mucho, porque da confianza.


Nuestra mesa no era fácil, y no sólo por mí, que soy celiaca e intolerante a la lactosa, fui con mi amiga Anita, intolerante al maíz; así que imaginaros el cuadro de mesa, es todo un reto encontrar algo apto para las dos que podamos compartir, normalmente en cualquier restaurante es un mundo, pero aquí fue facilísimo, porque casi todo se trabaja con arroz. La camarera que nos atendió demostró un conocimiento absoluto de los ingredientes de cada plato y de cómo lo preparaban, la verdad es que da mucha tranquilidad. Porque es importante que sepan lo que hacen, no sólo en cocina, también en sala.


Nos comentó que aprovechan el martes que cierran para elaborar toda la pasta sin gluten, así evitan la contaminación. Como me gusta oír estas cosas, demuestra que son  cuidadosos con la manipulación.

Para identificarme me pusieron un posit rosa en la mesa, así todos los camareros al acercarse a la mesa, en seguida me identificaban y no tenía que estar diciendo en cada plato quien era la celiaca, que al final de la cena sino acabas hasta con complejo de rara.


No obstante, pedimos todos los platos sin gluten para poder compartir, y probé por primera vez el arroz frito con pollo al curry, fideos de arroz tres delicias, los mochis, raviolis  de arroz cinco delicias, raviolis de lomo y cebollino chino, wok de huevo con tomate al estilo Shangai y solomillo de cerdo ibérico frito con salsa agridulce.

Platos que nunca había comido, ni que pensé que podría llegar a comer fuera de casa. ¡¡Disfruté como una enana!! Yo y mi amiga Ana, que estaba emocionada de poder compartir conmigo cada plato, cosa poco habitual cuando salimos a comer juntas.



Fue una super experiencia, y solo puedo recomendároslo si vais a Barcelona, sé que os encantara como a mí.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...